Iremos adonde queramos ir


Desde Publishing Perspectives llegaba esta semana la idea/noticia que no queda más remedio en futuro que considerar la edición una servicio (utilities en inglés, un servicio como el agua o el gas), sopena la desaparición del mundo editorial.

Examino la cuestión.

“…books as utilities, but that’s where we are going anyway”

En primer lugar me parece que existe una distancia efectiva entre los servicios citados y el libro o libros.

En segundo lugar la ineluctabilidad que evidencia la frase nos coloca ante un determinismo que mal casa con la libertad que atribuyo al libro y con la libertad que atribuyo al editor de decidir que libro desea editar y como desea editarlo: se trata de una frase que no da salida alternativa puesto que “es ahí a donde vamos de todos modos”, la oposición o la rebelión son inútiles.

Una sola posibilidad de desarrollo activa mentalmente el conformismo con una idea de desarrollo que es unilateral, poco 2.0 para entendernos, nada interactiva, nada dada a la compartición, nada dada al diálogo.

Siempre cabe abrazar una posición más flexible: es un posibilidad que no debemos ignorar porque los editores no deciden ellos solos, también cuentan los lectores.

Me pregunto cuando y como se han manifestado los lectores, me pregunto sobre cómo ha cristalizado este movimiento desde abajo (pues la idea de fondo de esta flexibilidad nace de la idea del proceso vertical, en el cual los editores deciden y los lectores padecen) y sobre todo me pregunto como el lector ha llegado a concebir este cambio ontologico sobre la naturaleza del libro. Mutatis mutandis la cuestión se parece mucho a los cambios que los ciudadanos padecemos sin haberlos decidido pero con los cuales estamos preceptiva y tácitamente de acuerdo por nuestro propio bien, o mejor esperando que así sea.

Creo más bien que el cambio no lo han decidido los lectores sino las editoriales (no digo los editores, sino las empresas).
La transformación del libro en servicio abre el camino a la expansión de las posibilidades por las cuales es posible seguir vendiendo: partes del libro, accesos a al libro, al autor, a caminos paralelos o divergentes de la obra. Esto no solo representa un gran engaño, pues se atribuye a quien no ha decidido la decisión, sino que además termino, temo por representar un cercenamiento de la capacidad del lector de generar mundos contiguos a las obras leidas y de compartirlos: tiempo al tiempo, si no ha ocurrido ya, veremos como estos servicios, estas posibilidades acabarán por estar cubiertas por restricciones debidas al copyright.

That’s where we are going only if we want to go

No creo en absoluto, por otro lado, que exista una sola via. Y no creo que la reificación del contenido, que determina a la postre la banalización de las obras y la pérdida de su valor simbólico, pueda contribuir a nada que no sea la intensificación de la economización de la edición y del libro.

No lo olvidemos, el libro es una instrumento de transmisión de ideas, que se manifiestan en ensayos, novelas o poesía. A las ideas está dedicada la acción del editor, a las vías por las cuales estas son accesibles. Las formas en que hagamos nuestra edición accesible son las formas en las ideas crecen y se diseminan. 

Considero que el editopr debe volver a plantearse una paso atrás, como ya he dichoen diferentes ocasiones. No es esto una acto de conservadurismo sino un acto consciente de renuncia a la carrera al beneficio a corto plazo en aras de un beneficio menos a largo plazo, que sin embargo supone un beneficio colectivo mucho mayor y un enriquecimiento global significativamente mñás alto porque, entre otras cosas, el acceso a los servicios no es un bien universal garantizado sino un embudo siempre estrecho. Nuestro esfuerzo, como editores, debe consistir en reapropiarnos de la edición como concepto y práctica y poner al alcance de un numero siempre mayor de individuos. Cómo hacerlo es algo que iremos descubriendo porque no hay una sola forma para realizarlo. Y esto es una muy buena noticia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s