Balcells-Wylie: ¿notas sobre el Cretácico editorial?


 

La noticia de la mueva megagencia furto de la unión de la agencia de carmen Balcells con Andrew Wylie ha causado revuelo aquí, en este país.

Creo que es una noticia que tiene su importancia y peso, pero solo en ciertas dimensiones y ciertos modos de entender la edición y aun diría el mundo.

Voy por partes.

La primera cosa que parece demostrar esta unión (poco importa si se trata de una fusión, de una compra de una vez o en tramos) es que la desintermediación no existe, al menos no en ciertas escalas dimensionales y de prestigio.

Los enormes grupos editoriales prefieren un solo interlocutor a varios para negociar los derechos de autor (esto viene a ser lo que infiero de las palabras de Lamadrid), aunque eso represente, en principio, negociaciones más duras. Esto parece que debería marcar una actitud de mayor prudencia hacia una agencia tan grande, y sin embargo…

Quizá esto se explica porque las plataformas de autopublicación que los grandes grupos editoriales están creando fomentan viveros de fácil acceso para estos grupos, menos para las agencias, que por otro lado deben hacer frente a un número de potenciales escritores que resulta inabarcable. En cierto modo, creo, los grupos editoriales esperan que la superabundancia juegue a su favor. A menos que no se produzca un cambio de orientación entre los autores. Un cambio que tampoco debe, por fuerza, favorecer a los agentes. En cualquier caso, como no tengo la bola de cristal ni predigo el futuro, no puedo decir como avanzará y se desarrollará o si lo hará siquiera la desintermediación, ese aspecto en el que la era digital ha influido tanto y por tanto que resultados veremos.

La paradoja es que a los autores con agente, sobre todo a los menos notos, la cuestión les deja en un terreno más incómodo: el temor de pertenecer a una gran escuadra donde son autores de segunda división.

Y resulta más parodójico aún que la fuerza o mejor el prestigio (que da fuerza simbólica y real) de esta megagencia resida el su nómina de autores muertos.

Esto es, creo, el motivo por el cual a largo plazo los grandes grupos editoriales tienen poco que temer de la suma Balcells-Wylie. Si resisten claro, porque las principales preocupaciones hoy vienen por otro lado.

Impactos

La patrulla de salvación ha puesto de relieve que el impacto mediático de la fusión ha sido enorme aquí y nulo plus ultra. Se me ocurren dos razones. Una es que Wylie es más grande que Balcells y por lo tanto sorprende poco lo del grande y el chico. Otra es que teniendo en cuenta los índices de traducciones sobre el total de títulos publicados hace de esta fusión algo relativo. Cierto que Wylei tendrá más autores ‘hispánicos’, pero eso allende el Atlántico tiene un peso menor. Al contrario con los índices de traducciones sobre el total de títulos publicados de las editoriales locales, Wylei tiende a incrementar su capacidad de pegada.

Luego no estaría de más comprobar que los pesos relativos y las edades de los principales sujetos implicados para hacer sospechoso de chovinismo el término fusión.

A quienes no están dentro de estas agencias y no están en la órbita de los grandes grupos editoriales este movimiento no parece que vaya a tener excesiva importancia, aunque si relativo impacto. A fin de cuentas juegan en potra división.

Los espacios

Es impacto disminuye si existe la capacidad o voluntad de esos autores y sus pequeños editores de seguir una línea de resistencia, de edición pobre (como la define Gabriela Torregrossa).

No mucho ha Wylei declaraba su antipatía por el libro electrónico, que en algunas lecturas esconde su antipatía por Amazon. Podría. También podría ser que en la visión de Wylei la lectura sigue constituyendo una señal de pertenencia clasista (viene de donde viene, se educó donde lo hizo, hace lo que hace, como diría una conocida mía, blanco y botella: leche). El libro electrónico no reúne ninguno de los rasgos distintivos que le permiten constituir su mundo simbólico alrededor del libro. En todo caso y al menos en corto plazo (a medio plazo dependerá, creo, de como resiste a los embites de estos tiempos) el impacto de la fusión en la edición digital no parece que vaya a ser significativo.

El cretácico editorial

En el cretácico los dinasaurios aumentaron sus dimensiones por motivos defensivos ante depredadores potentes y por motivos ofensivos ante presas más grandes. Y lo que parecía una estrategia vencedora no lo fue.

Es fácil ver como se están produciendo movimientos agregativos, que consienten ganar peso, ya sea entre editores, distribuidores o agentes. Se presenta esto como una estrategia defensiva ante otros grandes grupos (fundamentalmente más avanzados en aplicación tecnológica). Editoriales gigantescas, agencias gigantescas y distribuidores gigantescos. Un cretácico editorial.

Es igualmente fácil ver que las analogías se terminan en este punto. Pero…pero en una época como esta las deudas arrastradas, el peso de la financiación, la volatilidad de los mercados en sociedades que cotizan en la bolsa, la superproducción editorial, la velocidad de rotación de los títulos, los costes estructurales de semejantes corporaciones…en definitiva su propio tamaño, parecen ser más un obstáculo que una ventaja: un cretácico editorial.

Sigo creyendo que la edición no es, ni será, un negocio de grandes márgenes económicos y me convenzo siempre más que el futuro reserva un lugar para los editores pequeños que sepan hacer una red de información, de intereses, de acciones. Los gigantes antes o después desaparecen hasta de los cuentos. Dicen.

No deja de ser una opinión, desde luego, la mia en particular.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s