Libro electrónico: los datos y el retorno de inversión.


 

Resulta curioso, tal y como señala hoy mismo J.M. Barandiarán, que algo de lo cual se habla tanto como el libro electrónico, sea a la vez algo de lo cual poseemos muy pocos datos o datos contrastantes.

Examino por partes la cuestión.

Cualquier dato sobre la venta de libros electrónicos viene del extranjero y pertenece a empresas con políticas opacas. En lo bueno y en lo malo no tenemos datos suficientes para saber que dirección efectiva está tomando el mundo de la edición y de la lectura en relación al libro electrónico.

Cualquier encuestas sobre la cuestión señala, como el caso anterior, todo y su contrario:

  • nadie quiere el #ebook;
  • la gente se pirra por el #ebook

Cualquier trabajo sobre la aceptación del libro electrónico en las aulas arroja resultados idénticos a los dos primeros:

  • los alumnos lo aman;
  • los alumnos los detestan.

A qué se debe.

Me resulta difícil establecerlo, pero hago algunas consideraciones.

La industria editorial (en general, no solo la connacional) sigue implementando mayoritariamente medidas restrictivas en el uso del libro electrónico, algo que no soñaría hacer en el mundo analógico.

La industria editorial (en general, no solo la connacional) ve el libro electrónico como una oportunidad para, por fin, cautivar el lector, en el sentido de hacer reo, con políticas de cortos vedados.

La industria editorial (y en especial la connacional) no invierte en el desarrollo de formatos como el ePUB.  No es de extrañar por que la industrial editorial ha depuesto las armas y lejos de ver oportunidades estratégicas ve oportunidades a corto plazo.

La industria editorial (en general, no solo la connacional) sigue considerando el libro electrónico como un primo inoportuno. En particular, la industria editorial española demuestra tener una ruta errática al respecto.

¿Toda la industria editorial? No. Pero resulta excesivamente optimista pensar que las pequeñas editoriales puedan ellas solas subvertir un estado de cosas que les ve relegadas a un papel marginal. Quizá, en el fondo, esto no es malo, pero impone esta visión considerar un desdoblamiento de la realidad, el establecimiento de realidades paralelas con cuadros referenciales completamente diversos cuando no antitéticos.

Retorno de inversión.

En este cuadro general, cabe preguntarse, y para ello habría que interpelar también a los profesionales independientes que trabajan par a el sector editorial en el área digital, cual es la envergadura real de la inversión y que política persigue esta inversión, qué objetivo se ha marcado en el corto, medio y largo plazo. Personalmente temo que la respuesta es poco halagüeña.

La inversión real es mucho menor a la pensada y se encamina, con mayor evidencia desde fines de 2013 a la creación de cotos vedados en manos a los grande grupos editoriales, convergiendo o no, con otros grupos industriales.

La cuestión de fondo sobre el retorno de inversión está puesta en términos que, entiendo, no responden a la realidad. Hoy los grupos editoriales buscan un rentabilidad irreal en la actividad que desarrollan. El sector editorial fue siempre un sector de rentabilidad baja; periodos de alta rentabilidad han sido excepcionales, en todos sus sentidos. Encorrer pues una rentabilidad ficticia en el mundo de la ficción/no-ficción resulta fatal. Como pretender que la industria editorial usando herramientas 2.0 es por ello industria 2.o, es decir, industria de alta especulación y volatilidad. Creo que empezando por este punto la cuestión del retorno de inversión en el libro electrónico debería verse de otra forma, en un perspectiva de inversión estratégica a medio y largo plazo.

¿Confusión, opacidad, fragmentariedad sobre el libro electrónico? Seguro, será así mientras el entero sector no cambie de óptica, lo cual implica una posición asaz diferente por parte de los grandes grupos editoriales. Y si no es así, id buscando más allá, fuera, donde están las pequeñas editoriales que se mojan, arriesgan y a veces sucumben.

Aquí dejo un apunte semiserio sobre el valor de las encuestas y el modo en que se hacen

 

Anuncios

Un comentario en “Libro electrónico: los datos y el retorno de inversión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s