Tras el Día del Libro


Que del libro en general la prensa se ocupa poco es evidente. Cuatro son los motivos por lo que lo hace:

  • un famoso ha escrito un libro;
  • una gran editorial promueve un libro;
  • la piratería del libro;
  • El Día del Libro.

Ocasionalmente en otras circunstancias. Por ejemplo que una huelga se transforme en una muestra de solidaridad, como en el caso de FNAC.
Los editores no se echan a la calle y los autores menos, se dice. ¿Es verdad?
En mi opinión no, o no del todo.
Existe también un gran silencio mediático entorno a cualquier iniciativa cultural o editorial que no se encuadre en las líneas maestras del pensamiento hegemónico de este tiempo y este suele ser que las editoriales y los editores (en menos medida los autores también) deben preocuparse (y se preocupan) en exclusiva de las ventas de sus libros. Eventos públicos como la Feria del Libro Político, la FLIC de Santander o LiberisLiber de Besalú, pasan desapercibidas al público porque solo la prensa local se ocupa de ellas. Todas ellas tiene un denominador común: sus protagonistas son editores y editoriales pequeñas y por lo general independientes. El espacio público de la prensa queda para los grupos editoriales.
El disenso existe y está en contacto directo con la gente. Mejor dicho existe múltiples disensos y es engañoso pensar que su invisibilidad casi forzada significa su inexistencia. Cierto es que en ocasiones como la ya citada acaba por dar la sensación de que todo es espectáculo. Los límites ya los he señalado La articulación de todos lo disensos es difícil, sobre todo en la dispersión de esfuerzos, en las magnitudes reducidas de cada editorial. Quizá este es otro argumento a favor de una mayor coordinación, porque el editor protesta y combate, aunque sea el un cono de sombra.

Anuncios

2 comentarios en “Tras el Día del Libro

  1. Creo que el problema afecta a todos los “pequeños”, no solo en el ámbito editorial. Las tiendas de barrio, las pymes y los artesanos, por ejemplo, que no pueden permitirse un esfuerzo económico para la publicidad y tampoco suelen concertarse para alcanzar objetivos comunes, desgraciadamente acaban operando en un “cono de sombra”. Creo que la única salida es proponer un servicio distinto, o una imagen más cercana, más personal, más amistosa: eso es precisamente lo que no puede prometer la gran distribución. ¡Ánimo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s